Lithium disilicate knowledge
Ingrese al mundo de la odontología restauradora y encontrará una amplia gama de materiales dentales, cada uno de los cuales presenta propiedades y ventajas únicas. El disilicato de litio, una incorporación relativamente reciente a este repertorio, se ha distinguido rápidamente como material de elección en una variedad de aplicaciones dentales.

Este material vitrocerámico de alta resistencia es apreciado por la combinación de resistencia excepcional y estética superior que ofrece, características que han demostrado ser fundamentales para su amplia popularidad.

Para apreciar verdaderamente los beneficios y aplicaciones del disilicato de litio en odontología, tenemos que profundizar en sus propiedades y los procesos únicos que sustentan su creación.

Propiedades y creación del disilicato de litio.

El disilicato de litio es un material vitrocerámico cristalino que tiene una alta resistencia a la flexión de 360-450 megapascales (MPa). Esta resistencia es excesivamente mayor que la de las cerámicas feldespáticas tradicionales, lo que hace que el disilicato de litio sea una opción ideal para crear restauraciones dentales duraderas.

La creación de disilicato de litio implica una técnica de fabricación conocida como "cera perdida" que incluye técnicas de revestimiento y prensado o CAD/CAM. Originalmente, los bloques de disilicato de litio se producían para su procesamiento mediante tecnología CAD/CAM, pero más recientemente están disponibles en lingotes para prensado en caliente.

Posteriormente se procesan mediante técnicas de tinción o estratificación y luego se graban y se adhieren a la estructura del diente para una retención y resistencia óptimas. Según el porcentaje de sílice en peso en la fundición final, el disilicato de litio se puede clasificar en alto contenido de sílice (≥96%) y ultrabajo sílice (≤1%).

Aplicaciones versátiles del disilicato de litio

Las restauraciones de disilicato de litio exhiben una estética excepcional junto con una alta resistencia. Esto los hace versátiles y adecuados para una variedad de restauraciones dentales.

- Coronas unitarias anteriores y posteriores: el disilicato de litio se utiliza habitualmente para crear coronas anteriores y posteriores. Su alta resistencia le permite soportar las altas fuerzas masticatorias, lo que lo hace ideal para restauraciones posteriores, mientras que su estética superior garantiza una restauración de aspecto natural en la región anterior estéticamente crucial.

- Carillas: La notable estética del disilicato de litio lo convierte en una opción adecuada para las carillas. Con la capacidad de imitar la translucidez y la profundidad del color del esmalte natural, proporciona carillas altamente estéticas y de apariencia natural.

- Inlays y Onlays: La resistencia a la compresión y la alta resistencia al desgaste del disilicato de litio contribuyen a su eficacia como material para inlays y onlays.

- Coronas individuales implantosoportadas: el disilicato de litio es una opción óptima en situaciones que requieren la creación de coronas individuales implantosoportadas.

- Puentes de tramo corto: la resistencia y las propiedades estéticas del disilicato de litio lo hacen muy adecuado para fabricar puentes de tres unidades, particularmente para la región anterior.

Ventajas del disilicato de litio

El disilicato de litio tiene varias ventajas que contribuyen a su popularidad en la odontología restauradora moderna.

- Durabilidad: La alta resistencia a la flexión del disilicato de litio lo hace notablemente duradero, proporcionando restauraciones duraderas que soportan tensiones mecánicas significativas.

- Estética superior: el disilicato de litio se caracteriza por una alta translucidez, muy parecido al esmalte natural en apariencia. Esto da como resultado restauraciones que proporcionan una estética excepcionalmente natural.

- Versatilidad: su equilibrio único entre resistencia y estética hace que el material de disilicato de litio sea adecuado para todo, desde restauraciones anteriores y posteriores de una sola unidad hasta puentes anteriores de varias unidades.

- Fácil Manejo: El disilicato de litio se puede manipular de manera fácil y precisa, ya sea mediante métodos sustractivos en molienda o procesos aditivos en técnicas de prensado/estratificación.

En conclusión

El disilicato de litio está cambiando el panorama de la odontología restauradora gracias a su combinación única de durabilidad, estética y versatilidad. Ha ampliado la gama de posibles soluciones para problemas dentales comunes, allanando el camino para restauraciones que no sólo restauran la función, sino que también imitan fielmente la apariencia de los dientes naturales. Sin embargo, como ocurre con cualquier material, el éxito de una restauración depende en gran medida de la experiencia del dentista y de su comprensión de cuándo y cómo utilizar el material, lo que sólo subraya lo importante que es comprender realmente el disilicato de litio.