An Overview of Materials Used in Dental Laboratories
Los laboratorios dentales son partes críticas de la industria de la salud dental. Crean y personalizan una amplia gama de prótesis, aparatos de ortodoncia y otros dispositivos dentales correctivos con la ayuda de diversos materiales. Los materiales de restauración dental utilizados en el laboratorio se seleccionan cognitivamente por sus propiedades únicas para servir a una amplia gama de aplicaciones clínicas. En este artículo, exploraremos estos materiales ampliamente.

Amalgama:

La amalgama es uno de los materiales más antiguos utilizados en odontología y sigue siendo apreciada por su durabilidad, facilidad de aplicación y bajo costo. Es una mezcla de mercurio, plata, estaño y cobre. A pesar de la reciente preocupación por su contenido de mercurio, las prácticas adecuadas de manipulación y eliminación han garantizado que siga siendo un material valioso en la restauración dental, principalmente para los dientes posteriores.

Resinas compuestas:

Las resinas compuestas, también conocidas como "empastes blancos", ofrecen una solución estéticamente agradable para los empastes dentales. Están fabricados con un tipo de plástico (resina) reforzado con carga de vidrio en polvo, ofreciendo excelentes propiedades mecánicas y resistencia al desgaste. Las resinas compuestas brindan un potencial de combinación de colores del que carece la amalgama, desempeñando un papel fundamental no solo para restaurar la función sino también para proporcionar un resultado estético.

Cerámica:

La cerámica es una excelente opción para crear aparatos de prótesis como coronas, puentes, carillas e implantes dentales. Son biocompatibles, altamente estéticos con imitación del esmalte y la dentina naturales, y poseen una resistencia y durabilidad significativas. Existen varios tipos de cerámicas utilizadas en odontología, incluidas la porcelana, el circonio, el disilicato de litio y la alúmina. Los avances tecnológicos también han llevado a la aparición de cerámicas de alta resistencia, conocidas como circonio, preferidas para coronas y puentes posteriores debido a su mayor resistencia y resistencia a la fractura.

Metales y Aleaciones:

Los metales y aleaciones se han utilizado en odontología durante siglos, especialmente para coronas, puentes, aparatos de ortodoncia y dentaduras postizas parciales removibles. Generalmente se utilizan oro y sus aleaciones, junto con aleaciones de metales básicos como níquel-cromo y cromo-cobalto. Más recientemente, el titanio y sus aleaciones han ganado popularidad para los implantes dentales debido a su peso ligero, excelentes propiedades mecánicas y alta resistencia a la corrosión.

Acrílico:

Los materiales acrílicos, a menudo conocidos como polimetilmetacrilato (PMMA), se utilizan ampliamente en odontología debido a su facilidad de manipulación, estabilidad y estética. Se emplean comúnmente para bases de dentaduras postizas, dentaduras postizas completas y parciales, retenedores de ortodoncia y otros aparatos bucales. Biocompatibles y rentables, también ofrecen una buena apariencia estética.

Elastoméricos y Siliconas:

Los elastómeros y las siliconas son materiales flexibles que se utilizan con frecuencia en los laboratorios dentales para crear impresiones dentales precisas. Exhiben una excelente estabilidad dimensional y precisión, capturando detalles extensos. Estos materiales se pueden clasificar en dos tipos: Siliconas de Condensación y Siliconas de Adición, muy utilizadas en prótesis y odontología operatoria.

Ionómero de vidrio e ionómero de vidrio modificado con resina:

Los cementos de ionómero de vidrio se utilizan esencialmente para bases, revestimientos, cementos de fijación y restauraciones de baja resistencia. Poseen la propiedad única de liberar fluoruro, que cumple una función anticariogénica. El ionómero de vidrio modificado con resina incluye resina, que mejora las propiedades físicas y las características de fraguado.

En resumen, los materiales de los laboratorios dentales constituyen la columna vertebral de la odontología restauradora y cosmética. Varían ampliamente desde metales hasta cerámicas, resinas y más, cada uno con sus propiedades y aplicaciones únicas. Es la precisión, la experiencia y la selección meticulosa de estos materiales en los laboratorios lo que garantiza que los pacientes experimenten una restauración dental óptima y personalizada manteniendo la estética y la función. El desarrollo y avance continuo de estos materiales promete un futuro emocionante para los laboratorios dentales y una mejor calidad de vida para los pacientes.